SAG aclara muerte de vacunos traídos desde el norte al Maule

0 383

Linares.- El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) aclaró que la muerte de siete vacunos traídos desde el norte del país, específicamente la ciudad de Illapel al interior de un predio en la comuna de Longaví, se debió a un tema de transporte y por ningún motivo a problemas de alimentación o agua.

El tema fue abordado ayer por la gobernadora de Linares, Claudia Jorquera y el director regional del SAG, Luis Fernando Pinochet. Además la Municipalidad de Illapel anunció distintas acciones de apoyo para los crianceros.
El deceso de estos animales produjo revuelo al interior del sector “Los Copihues” en la zona rural de Longaví. Se trata de crianceros que huyeron de la sequía en la Región de Coquimbo y llegaron al Maule para continuar con el rubro.

Luis Fernando Pinochet señaló que tras la revisión desarrollada por los médicos veterinarios del SAG en el terreno mismo se pudo establecer que los 600 animales fueron trasladados legalmente desde Illapel a Longaví y que no tienen enfermedades infecto contagiosas. “El fallecimiento de los animales fue debido al transporte. Desde Illapel a Los Copihues hay 600 kilómetros. Los vacunos llegaron en malas condiciones y por eso murieron”, acentúo.
Por su parte la gobernadora de Linares, Claudia Jorquera dijo que nadie puede desconocer que Chile vive una etapa compleja desde el punto de vista hídrico y que ello motivó el traslado de estos animales a la provincia. “Dejar en claro que este es un tema entre privados, se hizo un contrato y los crianceros fueron asesorados por la Municipalidad de Illapel, que también está prestando apoyo. No hay falta de alimento o de agua. Estamos trabajando en el tema, el SAH ha realizado las investigaciones de rigor y esperamos que este tema se pueda resolver para bien de los crianceros como de la comunidad de Longaví”, acentúo.

MUNICIPALIDAD DE ILLAPEL
Frente a las publicaciones que han surgido en las últimas horas en redes sociales y medios de comunicación referidas a la situación en que se encuentran las personas propietarias de ganado que fue trasladado al sur producto de la sequía y que decidieron viajar con él para su cuidado, específicamente a la comuna de Longaví, y el estado de los animales que allí se encuentran, el “Comité de Sequía” y la Municipalidad de Illapel, quiere manifestar lo siguiente: “el viaje de los animales desde Illapel a la comuna de San Nicolás, en primer instancia, como a Longaví, posteriormente, fue una decisión adoptada en el marco del Comité de Sequía que representa a crianceros, ganaderos y campesinos de la comuna, y ratificada en forma individual por cada persona, que estuvo de acuerdo con trasladar sus animales por voluntad propia; fueron representantes del Comité de Sequía, acompañados por funcionarios municipales, los que acudieron personalmente a visitar los terrenos donde finalmente fueron instalados los vacunos, bovinos, ovinos y caprinos illapelinos. Primeramente acudieron a San Nicolás, y ante la necesidad de contar con una mayor cantidad de terreno, se dirigieron a Longaví, cerrando trato con un propietario particular, en el marco de las escasas alternativas que existían; la Municipalidad de Illapel ha estado, en todo momento, apoyando la decisión de la Mesa de Sequía, con la gestión de recursos y asesoría profesional, medida extrema adoptada producto de la sequía que afecta a nuestra comuna y la región, que no tuvo otro objetivo más que salvar la vida de miles de animales. Sin duda que se asumió un riesgo, pero había que actuar para evitar la masiva mortandad de animales que se proyectaba; y se está tomando contacto con la persona que fue contratada para cuidar a los animales para que entregue un informe fidedigno de la situación que está acaeciendo en el lugar, así como para determinar la situación de animales fallecidos y establecer las razones de tal deceso. Asimismo, también se está revisando que se cumplan las condiciones acordadas en el contrato firmado entre los representantes del Comité de Sequía con el propietario del predio de Longaví.

Finalmente expresan que “respecto de la situación de habitabilidad de la persona encargada de cuidar a los animales, se adoptarán las medidas que se requieran para mejorar su condición. No obstante, él y los familiares que lo acompañan, fueron advertidos de la situación climática con que se encontrarían en el sur, a fin de que tomaran los resguardos necesarios, aceptando el trato económico propuesto y viajando por su propia voluntad”; “entendemos y compartimos la preocupación que han manifestado personas a través de redes sociales por la condición de los animales, y sus dueños, que se encuentran en el sur del país. Respecto de la situación del fundo arrendado para el talaje de los animales, es necesario aclarar que la condición del forraje existente es adecuada para la alimentación de los animales illapelinos, no así para lo que están acostumbrados los animales del sur del país. Existe una diferencia cultural y de manejo de ganado que es necesario considerar”; y que “es lamentable que algunas personas, desconociendo este tipo de antecedentes, estén realizando críticas destempladas para buscar un rédito político, generando un perjuicio a cientos de crianceros en el país, que han visto en esta medida una forma de salvar a su ganado. Han insistido en la muerte de un número menor de cabezas de ganado, olvidándose de que a la fecha han sido 1.350 los animales trasladados y salvados de una muerte inminente. Los que hoy critican no han sido capaces de realizar propuestas que tiendan a mejorar la condición de las personas, y sus animales, que hoy están sufriendo por la sequía en nuestra comuna”.

Comentarios Facebook



Comentarios Disqus





Más Opciones