222222

Dueño de Nevados de Longaví revela interés de privados por centro invernal

0 175

Linares.- De un día para otro reflotó con inusitado interés la necesidad que el Maule pueda contar con centros invernales para la práctica del esquí u otras actividades.

Actualmente los amantes de este deporte o de la nieve están obligados a viajar a las Termas de Chillán o a la Región Metropolitana, Los más audaces se trasladan al Paso Internacional Pehuenche.

Durante los últimos 35 años el principal proyecto ligado a esta área tiene relación con el Centro Invernal “Nevados de Longaví”, en la provincia de Linares. La iniciativa sin embargo, y pese a diversos estudios, no ha experimentado mayores avances. El principal motor de esta intervención ha sido el alcalde y ex consejero regional, Cristián Menchaca.

Por eso llamó la atención la fuerte arremetida de Lower López y Manuel Briceño de Parque “Guaiquivilo” y que han pedido el respaldo de las autoridades para construir instalaciones hoteleras y cancha de esquí en este sector de la zona de Melado, en la comuna de Colbún.

NEVADO DE LONGAVI
En el marco de este debate el empresario ganadero y agrícola Enrique Gardeweg, dueño y vocero de los propietarios del “Nevado de Longaví”.
Reconociendo que durante los últimos 35 años se ha hablado, debatido y conversado en innumerables ocasiones reconoció que durante el último tiempo se le ha planteado por parte de algunos inversionistas realizar una sociedad para dar vida a un centro invernal en el Nevado de Longaví. “Estamos en conversaciones con estos señores. La idea sería hacer el camino y obviamente construir las instalaciones (hotel y andariveles). Ellos están en una etapa de estudio. Me hicieron una oferta para crear una sociedad y lo estoy analizando”, dijo el personero.

En cuanto a plazos sostuvo que durante la primavera habría que tomar una decisión ya que por la cantidad de nieve que hay ahora es imposible penetrar al Nevado de Longaví. “Se ha perdido mucho tiempo, pero hoy día es más fácil trabajar. Hace 20 años no había la maquinaria ni tecnología que hay hoy día”, enfatizó.

Gardeweg dejó en claro, eso sí, que cualquier intervención de Nevados de Longaví debe ser cuidando la ecología y el medioambiente, “para nosotros es sine qua non (condición sin la cual no) que haya un acceso controlado. Este campo que es una sucesión familiar y un verdadero parque nacional privado. Son 10 mil hectáreas de bosque virgen y sin ninguna intervención. Sería un pecado llenarlo de basura y bolsas plásticas”, apuntó.

Finalmente reveló que las personas que están interesadas en el tema tienen experiencia en centros invernales e incluso uno de ellos trabajo como gerente de un recinto y estuvo radicado en Aspen-Colorado, Estados Unidos.

Comentarios Facebook



Comentarios Disqus





Más Opciones